Horario de atención: Lunes a Sábado - 8:00 a 22:00 hrs.


  Contacto Telefónico : (569) 8776 0506/(569) 6576 5586

¿Conoces los riesgos que puede generar el uso de andador en tu bebé?

¿A quien no le ha parecido tierno un bebé sobre un andador, intentando explorar su entorno y dando sus primeros pasos?.

Bueno, eso es ciertamente lo que muchos alguna vez hemos pensado, pero está demostrado que el uso de andador puede llegar a ser perjudicial para el normal desarrollo psicomotor de tu hijo.

Desde el punto de vista kinesiológico, las principales desventajas del uso del andador serían:

– Tu bebé realiza posturas y movimientos que no son los normales en el desarrollo de la primera infancia. El desarrollo motor normal va de la mano con el desarrollo mental, esto es el denominado desarrollo psicomotor. Un bebé primero debería arrastrarse, luego sentarse, gatear y finalmente caminar. Este ciclo se ve interrumpido o alterado con el uso de andador.

-Aumenta el riesgo de que tu bebé sufra accidentes o lesiones graves. Esto gracias a que el andador dificulta que el niño genere mentalmente un proceso de coordinación y equilibrio normales y necesarios para saber cómo reaccionar frente a estas circunstancias, lo cual lo hace más propenso a caídas.

-Existe una tendencia del bebé por mantener constantemente la posición de los pies en punta para tratar de impulsarse, lo cual es una postura antinatural. Al igual que lo es mantener permanentemente las piernas abiertas. Esto a la larga trae consigo desbalances musculares que repercuten posteriormente en la marcha.

-El andador genera que tu bebé realice un movimiento similar al caminar, pero que no lo es como tal, por lo tanto se produce una “caminata ficticia”, que probablemente lo lleve a demorar más el proceso de caminar sin apoyo. Por otro lado como mencionamos antes, el uso prolongado del andador retrasa el hito motor de gateo, importantísimo como movimiento preparatorio para los primeros pasos.

-Si bien el andador permite que el bebé libere sus brazos y manos para explorar, por otro lado no permite que se vea y toque las piernas, un proceso natural y necesario para estimar su relación con el medio, por ende puede alterar su relación con el espacio que lo rodea.

Es bueno que como padres comprendamos que para lograr que tu bebé camine debe ser parte de un proceso de exploración, conforme al desarrollo de sus habilidades y capacidades según su edad, y que en ningún caso puede ser por una posición forzada, como se da en el caso del uso de andador.

Países como Brasil y Canadá ya han prohibido su venta, en consideración a todo lo antes descrito.

¡Así que ya sabes!! Si quieres favorecer un normal desarrollo psicomotor en tu bebé, el andador no es la mejor opción. El uso de corral podría ser una alternativa, ya que le podrá ofrecer contención, permitiendo que genere y practique los patrones motores, sociales y cognitivos necesarios para su formación, y además disminuirá el riesgo de alguna lesión o accidente.

En kinesiologas.cl queremos mantenerte informado y por eso nos importa tu salud y la de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.